Noticias “Los botánicos hallan siete nuevas especies endémicas”

De las 43 descritas este año alrededor del mundo por expediciones españolas, algunas sólo crecen en la península y en Canarias y Baleares

La planta carnívora 'Pinguicula_tejedensis'. /P. Jiménez-Mejías.
La planta carnívora ‘Pinguicula_tejedensis’. / P. JIMÉNEZ-MEJÍAS.

Describir una nueva especie de planta resulta un trabajo minucioso, que va más allá de patearse el campo y recorrer largas distancias. En una expedición botánica, primero, se recogen los «especímenes de interés», que son comparados con muestras anteriores. Después viene un arduo y duradero trabajo de revisión de la bibliografía después de asignar esa especie a un género, y se analiza la morfología de la planta para cerciorarse de si está descrita. En caso de duda, se realizan estudios genéticos. Es entonces cuando, en ocasiones, salta una especie que no ha sido descrita. Luego, se describe, se bautiza y se publica el hallazgo.

En 2020, año de confinamiento, los botánicos españoles continuaron con su trabajo, y descubrieron unas 40 especies nuevas alrededor del mundo. Siete de ellas sólo se encuentran en España. Una de estas nuevas especies españolas es la ‘Carex giovanniana’, que permanecía «confundida» entre otras especies ya descritas. «Los pocos especímenes que existían en herbarios estaban confundidos con otras tres especies diferentes dentro del género Carex», sostiene Pedro Jiménez Mejías, profesor de la Universidad Autónoma de Madrid y descriptor de esta nueva especie. «Durante una expedición en 2015 se recolectaron materiales de esta especie y quedó claro que no se trataba de ninguna de las otras tres con las que se confundía».Arriba. La especie ‘Viola_guaxarensis’ de Tenerife. Debajo. La herbácea Linaria Semialata de Andalucía; y el musgo ‘Lewinskya scissa’, que crece en Gran Canaria. / R. C.

En total, en 2020 los científicos españoles han publicado la descripción técnica de 43 especies nuevas, según datos de la Sociedad Botánica Española, gracias a la colaboración internacional. «Un 80% de los descubrimientos están lejos», dice la asociación. Entre las que sólo crecen en la península destacan dos plantas carnívoras de las montañas ibéricas de Andalucía (‘Pinguicula casperiana’ y ‘P. tejedensis’). Además hay dos especies de zonas montañosas de las Islas Canarias, una «violeta de Tenerife» (‘Viola guaxarensis’) y un musgo de Gran Canaria (‘Lewinskya scissa’), además de una gramínea de Menorca (‘Aira minoricensis’). El descubrimiento de una nueva especie «indica el tremendo desconocimiento que tenemos de la biodiversidad que nos rodea y, por tanto, de los recursos fitogenéticos aprovechables que nos puede ofrecer», dice Mario Fernández-Mazuecos, investigador del Real Jardín Botánico de Madrid. «El ritmo de extinción actual es tan alto que probablemente se van a extinguir especies que aún no conocemos, con la pérdida de potenciales recursos que ello conlleva».

Algunas de estas especies pueden tener una importancia económica, como el de una de las plantas recién descubiertas. Pariente del boniato, la ‘Ipomoea australis’ puede aportar variación genética a una planta de cultivo de enorme trascendencia en Sudamérica. «Las plantas cultivadas se sabe que acusan falta de variabilidad genética», dicen Jiménez Mejías y Fernández-Mazuecos. «Los parientes silvestres de las plantas cultivadas son la fuente de variación genética más inmediata a la que podemos recurrir para evitar la degeneración genética. En caso de ser necesario, se podrían hibridar boniatos cultivados con especies silvestres de Ipomoea para aumentar la variabilidad genética».

Carnívoras.Entre las especies recién descubiertas hay dos plantas carnívoras de la península ibéricaAnálisis.Las nuevas descripciones proceden de datos obtenidos en anteriores campañas de recolección

Es un trabajo en equipo, donde los miembros se reparten las tareas de recolección, análisis e interpretación en diferentes regiones del planeta, y donde las muestras viajan de su lugar de origen a laboratorios avanzados en otros países. Este año la pandemia ha impedido realizar la habitual labor de campo . «En realidad este año ha sido casi imposible realizar campañas de recolección por las restricciones de movilidad», explican. «Lo que la pandemia ha causado es un paréntesis en nuestra actividad habitual que ha permitido que llevemos a cabo la descripción formal de las especies a partir de recolecciones de años anteriores. Como no hemos podido continuar generando datos nuevos, hemos recurrido a datos ya acumulados en años anteriores y hemos procedido a su estudio y análisis».

Los botánicos hallan siete nuevas especies endémicas | El Diario Vasco

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Translate »