Noticias “Entrevista a Pilar Catalán, Catedrática de Botánica de la Universidad de Zaragoza”

Nació en Zaragoza, en 1958, pero buena parte de su vida se ha desarrollado en la provincia de Huesca, y, actualmente, tras vivir y trabajar en diferentes países, reside en Angués. Es Catedrática de Botánica en la Universidad de Zaragoza, jefa del equipo de investigación Bioflora de la Escuela Politécnica Superior de Huesca, desde 1990, y profesora invitada en distintas universidades del mundo como la Universidad Estatal de Tomsk, de Rusia, o la universidad Técnica Particular de Loja, en Ecuador.

¿Qué es lo que le gusta exprimir hasta la saciedad?

La curiosidad por el conocimiento y el tiempo compartido con mis nietos.

Genio y figura. ¿Se identifica?

En buena parte sí. Pienso que hace falta carácter y que es bueno tenerlo para salir adelante y lograr cumplir tus proyectos e ilusiones en esta vida.

Lo relaciona con su trabajo centrado en la biología evolutiva de las plantas ¿es algo así como investigar el ADN?

Investigar en biología evolutiva de las plantas es uno de los pilares de mi vida, y el otro es disfrutar de mi familia y mis amigos. Escudriñar el ADN y otros caracteres de las plantas es fascinante y lo que me hace sentirme feliz y útil.

¿El negocio es la negación del ocio o usted se divierte currando?

Yo disfruto trabajando, seguramente porque mi trabajo es lo que más me gusta hacer. Soy afortunada porque parte de mi investigación está en el laboratorio y en el análisis computacional, pero otra parte está en el campo. Y cuando voy al campo a colectar mis plantas camino, trepo, conozco nuevos lugares y paisajes, ¡qué mejor ocio que ese!

Ha publicado importantes hallazgos, ¿qué es lo que más ha sorprendido en la comunidad botánica?

Los descubrimientos más importantes han consistido en esclarecer cuales han sido los orígenes de algunas plantas, qué ancestros tuvieron, qué factores causaron su aparición o su extinción y cómo se han adaptado a sus ambientes. El análisis reciente de los genomas de las plantas nos ha permitido profundizar en su conocimiento y saber por ejemplo qué componentes genómicos son los responsables de la respuesta de las plantas a distintos estreses y cómo han evolucionado y especiado.

¿Y al mundo de la agricultura?

Algunos de los resultados que hemos obtenido en la investigación genómica funcional de gramíneas silvestres modelo por parte de nuestro equipo y de otros colegas pueden ser transferidos al estudio de los cereales y de gramíneas biocombustibles; por ejemplo, la regulación de la expresión génica en plantas poliploides (con más de un tipo de genoma) y sus consecuencias en caracteres de interés agronómico, un mayor desarrollo del grano, una determinada composición de la pared celular para la producción de bioetanol, el control del número de estomas para una mejor adaptación a la sequía, etc.

¿En qué se centra ahora?

Queremos elucidar si la evolución se repite a sí misma en la naturaleza estudiando una especie híbrida poliploide que sabemos ha aparecido por cruzamientos recurrentes de las mismas especies progenitoras durante el último millón de años, pero no sabemos aún si han dado origen a la misma especie o si son especies distintas, próximas pero incompatibles entre sí. También queremos descifrar cuales son los cambios genómicos y evolutivos que hacen que unas plantas tengan un ciclo de vida corto (plantas anuales) o largo (plantas perennes) y la razón de que estos cambios se hayan producido tantas veces a lo largo de la historia evolutiva de muchos grupos de plantas.

¿Cuál es el emoticono que define su personalidad?

La sonrisa.

La sonrisa es el lenguaje universal de las personas inteligentes. ¿Sonreímos poco?

Yo creo que depende más que nada de la naturaleza afable o reservada de las personas. Y también depende del factor cultural o incluso climático.

Usted que recorre el mundo como docente e investigadora, ¿la inmigración es una bendición o una necesidad?

La inmigración es un proceso evolutivo que han experimentado todos los seres vivos, desde el origen de la vida, y por supuesto los humanos, y eso es lo que nos ha hecho tener una mayor diversidad genética. En el plano social, la inmigración siempre existirá, y tenemos que saber convivir con la situación de forma solidaria y sostenible. A nivel científico ha sido una bendición ya que una gran parte de los avances en investigación en muchos países desarrollados los han producido inmigrantes o sus descendientes.

Ha logrado una de los mayores reconocimientos al ser distinguida como miembro de honor de la Botanical Society of America, ¿que significa?

Me siento muy honrada por esta distinción, y más aún por habérmela concedido colegas que están en la cumbre de las investigaciones botánicas. Es un reconocimiento al trabajo de muchos años, que poco a poco ha ido proporcionando diversos resultados relevantes en nuestro ámbito. Me satisface que hayamos conseguido varios de ellos en nuestro laboratorio de la EPS de Huesca, a veces contando con pocos recursos, pero exprimiéndolos a fondo.

¿Quién es para usted un galáctico en su admiración?

Mi referente científico y humano ha sido mi tío Miguel Catalán Sañudo, físico descubridor de los multipletes del manganeso y de la estructura de átomos complejos, de cuya efeméride se cumple este año su centenario (1921-2021), y por cuyos méritos tres cráteres en la luna llevan su nombre.

¿Cuál es la excitación que más le irrita?

Que me discutan aspectos bien fundamentados sin ninguna razón de peso.

Pilar Catalán: “Hace falta carácter para salir adelante y cumplir tus proyectos” (diariodelaltoaragon.es)

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Translate »