Noticias “Los 5 espacios “Ramsar” de Galicia: los humedales de la comunidad”

Cada 2 de febrero se celebra el Día Mundial de los Humedales, zonas naturales protegidas y de especial interés medioambiental. Galicia cuenta con 5 de estos espacios. Te los mostramos en una ruta de norte a sur de la comunidad.

Este año la conmemoración del Día Mundial de los Humedales cobra un significado muy especial. Se cumple ya medio siglo desde que en 1971 se firmó un convenio internacional para la conservación y el uso razonable de los humedales y sus recursos. Fue en la ciudad iraní de Ramsar, de ahí la denominación de estas zonas protegidas. El convenio surgió de la gran preocupación de distintos países europeos que, alertados por el creciente deterioro de distintos humedales en Europa, promovieron la creación de un tratado que los protegiera.

¿Qué es una zona Ramsar?

Según se determinó en dicha convención, una zona Ramsar comprende las extensiones de marismas, pantanos, turberas cubiertas de agua, sean de régimen natural o artificial, estancadas o corrientes, dulces o saladas, incluidas las extensiones de agua marina cuya profundidad en marea baja no exceda de seis metros. 

Entrarían dentro de esta definición los ríos y pantanos, pastizales húmedos, acuíferos subterráneos, turberas, oasis, estuarios, manglares, arrecifes de coral, embalses, salinas y otros. 

En el primer Inventario de Humedales de Galicia ya se constató que nuestra comunidad autónoma es la que cuenta con el mayor número de humedales de España catalogados hasta la fecha. Humedales costeros, continentales y artificiales, buenos ejemplos de un aprovechamiento sostenible de los recursos, situados en gran medida en la provincia de A Coruña (la de mayor litoral costero), seguida de Pontevedra y Lugo. 

Pero sólo son cinco los humedales gallegos declarados como Humedales de Importancia Internacional en la Convención de Ramsar: la Ría do Eo, la Ría de Ortigueira e Ladrido, la Lagoa e Areal de Valdoviño, el Complexo das praias, duna e lagoa de Corrubedo y el Complexo intermareal Umia-O Grove.

Ría do Eo, Lugo

Esta ría se encuentra en la Mariña Occidental y es el único humedal de la lista que pertenece a la provincia de Lugo.Comparte sus más de 600 hectáreas con la vecina Asturias, formando parte de la Reserva de la Biosfera do Río Eo, Oscos y Terras de Burón

La Ría do Eo, también conocida como Ría de Ribadeo, alberga una vegetación costera típica formada por halófitas (plantas que crecen en la arena). En sus humedales abundan salmones, cangrejos y truchas y es zona importante de paso e invernada para patos y limícolas (aves que viven en el limo o lodo) y de refugio para fochas y garzas reales.

Ría de Ortigueira y su apéndice del Ladrido

Entre Estaca de Bares y Cabo de Ortegal se abre la Ría de Ortigueira y su apéndice del Ladrido, un amplio brazo de mar que penetra hacia el sur y se encaja entre las Serras da Capelada y A Faladoira. Es un importante lugar de paso de aves acuáticas, y además de zona Ramsar está considerada zona ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves) e inscrita en el Registro general de espacios naturales de Galicia. 

A medida que se aproxima a las desembocaduras de los ríos Mera y Baleo, la ría se va convirtiendo en marisma en su parte sur. En ella, las temperaturas suaves y las numerosas precipitaciones dan lugar a una rica vegetación, formada por árboles de ribera como sauces, castaños o robles, matorrales y juncales

La Ría de Ortigueira e Ladrido acoge a numerosos mamíferos como nutrias, corzos, jabalíes o zorros y sus humedales constituyen un auténtico santuario para anfibios y reptiles (ranas, tritones, salamandras, lagartos…) y para numerosas aves como anáticas, limícolas (aves de lodo) y garzas, que encuentran aquí su hogar.

Lagoa e Areal de Valdoviño

En plena Costa Ártabra coruñesa se encuentra uno de los conjuntos medioambientales más importantes de Galicia: la laguna y la playa de Valdoviño, donde numerosas especies de aves encuentran su refugio. 

En el conjunto de Valdoviño sobresale la Laguna da Frouxeira, un humedal de gran valor medioambiental alimentado por las aguas fluviales de los arroyos Vilar y Castro, que desemboca en la playa del mismo nombre con un pequeño islote en medio, la Isla Lapela. En sus 1,7 km de longitud por 500 metros de anchura acoge una interesante variedad de flora y fauna, por lo que se considera Zona RAMSAR o Humedal de Importancia Internacional y ZEPA – Zona de Especial Protección para las Aves, además de LIC – Lugar de Importancia Comunitaria. 

Son más de 15.000 las aves que aquí habitan, algunas tienen su hogar en la laguna de forma permanente y otras recalan en el humedal durante el invierno o los pasos migratorios hacia sus zonas de cría en el norte de Europa. Entre estas aves están las ánades reales, las gaviotas, los patos, los cuervos marinos, los halcones o las esbeltas garzas imperiales

Además de aves hay abundante fauna acuática, como nutrias, anguilas y rodaballos debido a su cercanía con el mar. Numerosos reptiles y también zorros y jabalíes, que acuden a alimentarse a las inmediaciones de la laguna, son otros de los animales que hallamos en esta rica zona natural. 

Complexo das praias, duna e lagoa de Corrubedo

El Complexo Dunar de Corrubedo e Lagoas de Carregal e Vixán es el parque natural más visitado de Galicia, con su gran duna móvil de más de 1 km de largo y 20 metros de alto. Situado entre las coruñesas Ría de Arousa y la de Muros y Noia, este importante parque ocupa casi 1.000 hectáreas siendo el quinto de Galicia en extensión, y es también conocido como Parque Natural de Corrubedo, un gran espacio natural en la Península de Barbanza que pertenece al municipio coruñés de Ribeira. Además de la zona dunar también comprende la playa en que se ubican y las lagunas de Carregal y Vixán, formando así un ecosistema muy rico y variado. 

El protagonismo de la gran duna no logra eclipsar otros atractivos de este espacio: dos lagunas, una salada y otra de agua dulce, con grandes marismas y zonas húmedas. La Laguna de Vixán, de agua dulce, bebe de un pequeño río, el Muíño, mientras que Carregal, la salobre, desemboca en el mar dividiendo en dos la zona de arenal. Es aquí, en las marismas, donde se aprecia la riqueza ecológica de este parque, con su vegetación dunar contrastando con las junqueras características de las marismas

Es un paraíso para la observación ornitológica debido a sus variados hábitats, destacando las aves acuáticas como anáticos, pájaros y limícolas.

Complexo intermareal Umia-O Grove

Esta bella ensenada situada entre la península de O Grove y la Ría de Arousa, abarca el estuario del Umia hasta Cambados. Es en esta zona donde se encontraban las salinas de las que la comarca tomó su nombre: O Salnés. Es el único humedal Ramsar de la provincia de Pontevedra, también considerado ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves).

A través de un pequeño canal formado por la Illa da Toxa se descubre un rico ecosistema, refugio de una gran variedad de aves de invernada y de otras que lo eligen como lugar de paso en sus prolongadas migraciones. 

En el Complexo destaca la ensenada de O Bao, hogar permanente de muchas especies protegidas, como ánades, correlimos o garzas reales.

Los 5 espacios “Ramsar” de Galicia: los humedales de la comunidad (elespanol.com)

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Translate »