Noticia “Más de 100.000 plantas autóctonas se utilizan para repoblar las zonas naturales de la Sierra de Madrid”

La Comunidad de Madrid, a través del Instituto Madrileño de Investigación y
Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (IMIDRA), dispone en sus viveros de más
de 100.000 plantas autóctonas al año para la repoblación de las
zonas naturales de la región, ha informado este domingo el
Ejecutivo regional en una nota de prensa.

Con esta
producción, la Comunidad mejora la superficie forestal de zonas tan destacadas
como la Sierra de Guadarrama, dentro de los objetivos marcados por el Plan de
Repoblación 2006-2016.

Las repoblaciones son fundamentales para expandir
y conservar las áreas naturales de especies autóctonas valiosas
o amenazadas, motivo por el cual la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación
del Territorio, que dirige Ana Isabel Mariño, realiza estas actuaciones que
ayudan a recuperar zonas degradadas y refuerzan los espacios naturales de la
región.

En el vivero de El Escorial del IMIDRA, la Comunidad dispone de
los medios materiales y técnicos necesarios para producir cualquier tipo de
planta, aunque las especies más habituales son el pino silvestre, el rebollo, el
alcornoque, el castaño, el fresno, el avellano, el aliso, el abedul, el acebo,
el tejo, el nogal, el majuelo y el cerezo.

La repoblación forestal es la
introducción de arbolado en una zona mediante la plantación, con el objetivo de
proteger y restaurar el paisaje, o bien para la obtención de materias
primas.

FUENTES SEMILLERAS

En los procesos de repoblación es
primordial el material forestal de reproducción (MFR), como son los frutos,
semillas, plantas y partes de plantas que se utilizan para la multiplicación de
especies forestales, ya que debe ser de alta calidad y adecuado a las
condiciones de la estación, es decir, el MFR debe garantizar, sobre todo, la
adaptación de la planta a las condiciones del medio en que va a
vivir.

Así, la Consejería ha realizado un trabajo de catalogación de
poblaciones autóctonas de árboles y arbustos que puedan servir como fuentes
semilleras. De estas fuentes se obtienen las semillas que darán plantas de
repoblación plenamente adaptadas a los diferentes ecosistemas de la
región.

Una vez identificadas las fuentes semilleras, el IMIDRA pone a
disposición del Plan de Repoblaciones de la Comunidad de Madrid la capacidad de
producir planta forestal, tanto para aumentar el área de expansión de especies
protegidas o poco abundantes como para suministrar especies de una determinada
procedencia que puedan interesar para un monte o comarca forestal en
concreto.

13 MILLONES DE ÁRBOLES PLANTADOS

El Ejecutivo regional
ha concedido la máxima relevancia a la ampliación y restauración de las
cubiertas vegetales, y por ello tiene el propósito de seguir ampliando la
superficie boscosa de la región. La Comunidad plantó en 2011 más de 1.200 nuevos
árboles cada día, lo que eleva al 54 por ciento la masa verde sobre el total del
territorio de la región.

Desde el año 2003 no ha parado de incrementar
el área dominada por bosques y montes, de forma que en los últimos nueve años la
superficie arbolada ha crecido en 12.700 hectáreas, casi el equivalente a la
ciudad de Sevilla o a más de cien veces el parque de El Retiro.

En total,
durante las dos últimas legislaturas se han plantado 13 millones de árboles y se
han invertido 35,6 millones de euros. De las 52 especies inicialmente
proyectadas en el Plan de Repoblaciones, se ha acabado utilizando más de 105
diferentes (17 coníferas y 88 de frondosas), la gran mayoría, además, de
especies autóctonas.

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Translate »