Noticia “Homenaje a la botánica pionera que se vistió de hombre”


Una planta de Perú y Ecuador será
nombrada en memoria de una botánica pionera, que se vistió de hombre para unirse
a una expedición en el siglo XVIII y se convirtió en la primera mujer en navegar
alrededor del mundo.


Jeanne Baret se disfrazó de marinero para unirse en 1766 a la primera
expedición de Francia que buscó circunnavegar el planeta. Los dos navíos eran
comandados por Louis Antoine de Bougainville, quien llevó a bordo varios
científicos, incluyendo al botánico Philibert Commerson.



“Cuando Commerson fue seleccionado para la expedición alrededor del mundo,
Baret se vistió de hombre para poder viajar como su ayudante. Viajar a lugares
desconocidos en busca de especies nuevas era una aventura emocionante y entiendo
por qué no quiso perder esa oportunidad”.


En aquella época estaba prohibida la presencia femenina en los navíos de la
marina de guerra y las costumbres eran contrarias a la participación de las
mujeres en la investigación científica.


Baret no tenía una educación formal, pero, según Knapp, sí sabía de plantas y
se cree que tenía conocimiento sobre hierbas medicinales.


Buganvilia



 

La buganvilia o Santa Rita es una de las plantas que Baret
encontró en Rio de Janeiro. El nombre hace referencia al capitán del
navío.


La expedición duró tres años y el itinerario incluyó Brasil, Uruguay,
Argentina, Madagascar, Tahití y otras localidades del Pacífico y el Océano
Índico.


“Baret y Commerson recolectaron cerca de 6.000 especímenes durante su
travesía. Cuando se encontraban en Sudamérica, Commerson se enfermó y debió
permanecer en el navío, por lo que Baret realizó gran parte del trabajo de
campo”, dijo a BBC Mundo Eric Tepe, biólogo de la Universidad de Utah en Estados
Unidos, y quien decidió dar el nombre de Baret a la nueva especie.







Siempre he admirado a exploradores,
especialmente a los botánicos. Muchos, al igual que hoy en día, enfrentaron
dificultades, pero ninguno pasó tantos sacrificios como Baret




Eric Tepe, Universidad de
Utah


“De hecho, hay evidencia de que Baret fue quien recolectó la planta más
espectacular y más conocida hoy en día fruto de ese viaje, nombrada luego en
honor del comandante de la expedición, la buganvilia”.


La planta, recolectada en Río de Janeiro y del género Bougainvillea Comm. ex
Juss, es también conocida en América del Sur como “Santa Rita”.


El Etoile, el navío donde viajaba Baret, también desembarcó dos veces en
Montevideo y se sabe que la aventurera francesa exploró campos en torno a la
capital uruguaya.


El capitán del buque, Bougainville, escribió en su diario en 1768: “durante
algún tiempo ha venido circulando un rumor de que el ayudante de Commerson es
una mujer. Su estructura, el sonido de su voz, su quijada lampiña y el hecho de
que nunca se cambia de ropa o hace sus necesidades frente a otros, es lo que ha
levantado sospechas”.


No fue sino hasta que llegaron a Tahití que Baret admitió al capitán que
efectivamente era una mujer.


Homenaje



 La nueva especie que Tepe eligió para
homenajear a Baret será conocida como Solanum baretiae, una planta que sólo
existe en la zona de Amotape Huancabamba en Sudamérica. Los pétalos de sus
flores pueden verse en tonalidades de violeta, amarillo o blanco.

Tepe, quien divulgó el homenaje en la revista Phytokeys, relató a BBC Mundo
por qué decidió dedicar la nueva especie a Baret.


“Mientras conducía un día escuché una entrevista en la radio pública de
Estados Unidos con Glynis Ridley, quien publicó una biografía sobre Baret. Yo
había recolectado plantas en Perú pocos meses atrás y estaba buscando un nombre
adecuado para una nueva especie. Commerson se había propuesto dar el nombre de
Baret a una planta de hojas variables, y ésa es una característica de la nueva
especie”.



 Para Sandra Knapp, “es muy interesante el
papel de personas como Baret, que durante años fueron invisibles para los
registros de la historia. Pero la ciencia nunca es hecha por un individuo
solamente”.

“Darwin mismo no recolectó él sólo todo su material en las Islas Galápagos, y
una exhibición en el Museo de Historia Natural actualmente celebra precisamente
a esas personas cuyos nombres muchas veces no son reconocidos”.


¿Qué sucedió con la intrépida Jeanne Baret luego de la expedición? Commerson
murió en la isla de Mauricio y ella se casó con un soldado francés. También se
sabe que el gobierno de Francia finalmente reconoció su trabajo, concediéndole
una pensión.


Para Tepe, Baret, una mujer trabajadora que viajó más que los aristócratas de
su tiempo, “es un modelo de fuerza, persistencia y dedicación”.


“Siempre he admirado a exploradores, especialmente a los botánicos. Muchos,
al igual que hoy en día, enfrentaron dificultades, pero ninguno pasó tantos
sacrificios como Baret”.


Pulmones del planeta


El espíritu de aventura de Baret sigue siendo una parte central de la
botánica.







Las plantas son los pulmones del planeta y
sin ellas no estaríamos aquí




Sandra Knapp, Museo de Historia Natural de
Londres


Tepe mismo respondió a las preguntas de BBC Mundo desde República Dominicana,
donde recolecta especímenes, y Knapp viajará en breve a Perú y Argentina, donde
trabajará en este último país con colegas de la Universidad Nacional de
Córdoba.


“Aún hay mucho por descubrir, no sólo en la Amazonia. También en lugares como
Uruguay o Paraguay, y una de las grandes diferencias es que hoy trabajamos en
colaboración con científicos locales”, dijo Knapp a BBC Mundo.


Para la científica del Museo de Historia Natural de Londres, tanto en el
siglo XVIII como ahora, la botánica sigue siendo apasionante.


“Las plantas son los pulmones del planeta y sin ellas no estaríamos
aquí”.


 


 

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Translate »