Noticia “Cantabria aprueba su Plan Estratégico de Control de Especies Invasoras”

El Gobierno de Cantabria ha aprobado este jueves el Plan Estratégico de Gestión y Control de Especies Exóticas Invasoras, que en la comunidad autónomas alcanzan las 141, de las que 125 son de flora y 16 de fauna, y entre las que destacan por su expansión o impacto el plumero y la avispa asiática.

El consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación, Jesús Oria, acompañado del director general de Medio Natural, Antonio Lucio, han presentado en una rueda de prensa los detalles de este plan tras su aprobación hoy en el Consejo de Gobierno.

Oria ha destacado que este plan, en el que se estima que será necesaria una inversión de 24 millones de euros durante sus 10 años de vigencia, es “un compromiso personal y del equipo de su departamento”.

Tiene por objetivos crear una herramienta de información sobre las especies invasoras, hacer un diagnóstico de la situación, determinar las prioridades para la gestión, control y posible erradicación, establecer directrices para planificar, coordinar y tomar decisiones a todas las administraciones y organismos, y reunir un catálogo de estas especies en Cantabria.

En la actualidad, ha detallado, en la Comunidad Autónoma se han contabilizado 141 especies invasoras o con potencial invasor, de las que 125 son de flora y 16 de fauna. Entre las de flora, en las que Oria ha dicho que “no figura el eucalipto”, destacan por su amplia presencia y serán de “atención prioritaria” el plumero, la chilca, el bambú japonés, la uña de gato o la onagra y, en la fauna, la avispa asiática, el mejillón cebra, el visón americano, los cangrejos señal y americano o la tortuga de Florida.

El 53% de la especies de flora se han introducido de forma voluntaria con fines ornamentales, mientras que, en las de fauna, el 40% ha llegado a nuestro territorio de forma accidental, pero un cerca de la mitad también ha sido intencionado, un 27% para la pesca y un 20% como mascotas.

Dentro del territorio cántabro, las especies invasoras están más extendidas en las zonas costeras debido a las temperaturas más suaves y, dentro de éstas, se han extendido en lugares donde no había otro tipo de vegetación, zonas deterioradas o en las que se han desarrollado movimientos de tierras.

Precisamente, en las zonas costeras, los biotopos “más amenazados” son las dunas y playas y las marismas, algunas en las que las especies invasoras han causado “daños irreparables” en los hábitats. Pero también proliferan ampliamente en los lugares “antropizados” como las autovías, carreteras, caminos, zonas industriales o escombreras, son los que soportan una “mayor abundancia relativa” de especies, especialmente del plumero.

Oria ha ensalzado que el Gobierno de Cantabria lleva poniendo en marcha acciones de lucha contra estas especies desde 2005, con protocolos específicos para algunas de ellas, pero el “mayor esfuerzo” se ha realizado en las campañas de eliminación en las dunas, playas y entornos costeros.

TRABAJOS ENMARCADOS EN EL PLAN

Dentro de este plan se va a trabajar en la elaboración de inventario de las especies, el establecimiento de medidas de gestión y control, la coordinación con otras administraciones y entidades, la realización de campañas específicas de erradicación y de labores de sensibilización.

Para la gestión y control de las especies, se prevén cinco apartados en función de la expansión: una alerta temprana con acciones de respuesta rápida; acciones de control para cuando la especie ya es invasora; trabajos de erradicación para la eliminación de la población de una especie; la contención para mantener a la especie en una zona limitada; y la mitigación para cuando el resto de acciones “son imposibles o inabordables” y hay que “aprender a convivir” con la especie.

Oria ha indicado que, aunque la lucha contra muchas de las especies “se extenderá durante muchos años”, se ha dado un plazo de vigencia al plan de 10 años como “primera fase” y después se revisará. Además, ha avanzado que se diseñarán planes concretos de acción para cada especie, comenzando por el del plumero por ser la especie más extendida, que ya está acabado y que se aprobará en “las próximas semanas” en el Consejo de Gobierno.

El consejero ha apuntado que solo en 2017 se han dedicado más de 400.000 euros a la eliminación de estas especies y para 2018 se prevé destinar, al menos, 300.000 euros.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Translate »