Noticia “El deshielo del Ártico podría hacer desaparecer flora y fauna en España”

Especies como el oso pardo, los alcornoques y la Dehesa extremeña podrían
desaparecer de la Península Ibérica si continúa produciéndose el
deshielo y la explotación petrolífera en la región polar. Es
una de las conclusiones del informe El Ártico y los efectos del cambio climático
en España presentado por Greenpeace, que alerta de “graves alteraciones
climáticas que afectan a todo el mundo, también a España”.

Efectos del deshielo en España

En el informe, que se ha presentado en rueda de prensa, la organización
ecologista apunta que podrían desaparecer las zonas adecuadas para el
alcornoque en el suroeste de España
, por lo que esta especie podría
desaparecer a mediados de este siglo en Extremadura, Andalucía y Cataluña,
mientras que las nuevas áreas potenciales serán Galicia y el oeste de Asturias.

Además, la influencia en la biología y en la distribución de las
especies del cambio climático podría favorecer la expansión de
plagas
, como la procesionaria o de especies invasoras como las medusas
en el Mediterráneo o el mejillón cebra, lo que distorsionará la habilidad
competitiva de las especies y se modificaría la estructura y el funcionamiento
de los ecosistemas.

Al mismo tiempo, el documento refleja los impactos en algunos
sectores económicos
, como la agricultura o la ganadería a causa del
déficit de agua. Así, notarían los efectos del cambio climático sectores
concretos como el vinícola -por mayores riesgos de heladas y
menores períodos de maduración-, el turismo de interior -por
olas de calor, incendios forestales- o el turismo de nieve -por
la regresión de los glaciares del Pirnieo, que ha sido del 40% en la última
década-.

Asimismo, también prevé un aumento de la propagación de enfermedades
infecciosas a través de mosquitos
: mosquito tigre -encefalitis- o el
mosquito anófeles, transmisor de la malaria que, pese a que la enfermedad no es
endémica en España, podría darse en el delta del Ebro. Según un estudio
científico al que ha hecho referencia Greenpeace, esa zona presenta las
características ecológicas favorables para la introducción de la malaria.

Una de las resposables de Greenpeace, Pilar Marcos, ha explicado que los
efectos del cambio climático preocupan en función del lugar de residencia,
aunque ha precisado que  “nunca 5.000 kilómetros -la distancia que hay
entre el Ártico y España- estuvieron tan cerca. “El Ártico no es de nadie y debe
ser patrimonio de la Humanidad”, ha sentenciado.

Nueva campaña de Greenpeace

Por otra parte, la ONG pone en marcha la campaña Salvar el Ártico es
salvar mucho más
, en la que se muestran los efectos del cambio climático en
España pese a que el Ártico esté a 5.000 kilómetros de distancia.

A la campaña se han sumado personajes como Alejandro Sanz,
Juan Ramón Lucas, El Gran Wyoming, Thais Villas, Coque Malla, Sergio
Peris-Mencheta
, Gonzo, Dani Mateo, Rebeca Jiménez y Nicolás Coronado.
Explicarán fenómenos que podrían producirse como la subida del nivel del
mar
, la pérdida de biodiversidad, el aumento de temperaturas y los
fenómenos meteorológicos extremos.

Greenpeace pretende, en el marco de esta campaña, formar una gran cadena
humana virtual alrededor del Ártico y pedir que la Asamblea General de las
Naciones Unidas, que se celebrará el próximo mes de septiembre, las aguas
internacionales del Ártico se declaren espacio protegido, con la prohibición de
actividades de explotación petrlífera y pesca industrial.

Esta campaña es una continuación de una acción anterior que llevaron a cabo y
por la que la organización recogió 2,5 millones de firmas para solicitar esa
declaración del Ártico como un santuario protegido.

Durante la presentación de la campaña internacional, surgida a iniciativa de
Greenpeace España, el director ejecutivo de la ONG, Mario Rodríguez, ha
manifestado que la próxima crisis no será financiera sino
climática
y centrada en el modelo energético.

Además, a su juicio es “indecente e inmoral” que sean las empresas petroleras
y gasísticas las que se quieran aprovechar de los recursos del Ártico que quedan
al descubierto a raíz del deshielo provocado por el cambio climático que ellas
mismas están provocando.

Recordemos que recientemente la empresa Shell
anunció que pausaba durante 2013 su programa de perforación en Alaska, aunque
tiene previsto continuarlo en un futuro.

Para colaborar con la campaña se puede enviar un SMS al 28099 con el texto
‘Ayuda al ártico’. Con ello, se recibe una geolocalización que se puede
introducir en la web de la campaña para formar una cadena humana virtual. “Hay
que simbolizar que parte de la población no quiere prospecciones en el Ártico”,
ha añadido Pilar Marcos.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Translate »