Noticia “Agricultura investiga cómo sacar el máximo provecho de Bituminaria bituminosa que tiene múltiples aplicaciones”

Su utilidad era alimentar al ganado, pero investigaciones
recientes demuestran que pueden producir compuestos de interés medicinal

La Consejería de Agricultura y Agua, a través del Instituto Murciano de
Investigación y Desarrollo Agrario y Alimentario (IMIDA), desarrolla un proyecto
para el aprovechamiento integral y a bajo coste de la planta silvestre
Bituminaria bituminosa, conocida comúnmente con el nombre de ‘Tedera’.

De este modo, dicha planta tiene diversas aplicaciones, entre las que
destacan su interés forrajero y sus propiedades beneficiosas para la salud,
según han informado fuentes del Gobierno regional en un comunicado.

El director del IMIDA, Adrián Martínez, destacó que este organismo “ha
desarrollado durante más de 20 años un programa de mejora genética de esta
especie. En un principio se vio su utilidad para alimentar al ganado, pero
investigaciones recientes han demostrado que puede tener más aplicaciones, como
producir compuestos de interés medicinal”.

Y es que, el mencionado programa de mejora genética constató la gran
variabilidad de esta planta silvestre y seleccionó aquellas que mejor se
adaptaban a las condiciones edafoclimáticas de la Región de Murcia, por su
tolerancia a la sequía, al frío, a la salinidad y a los metales pesados.

El IMIDA colabora mediante un convenio con la Universidad y organismos
oficiales de Western Australia (Departamento de Agricultura, CLIMA y CRC) en la
investigación de esta planta. Martínez resaltó el interés de este país por la
Bituminaria bituminosa, ya que “allí está siendo estudiada desde todos los
puntos de vista: genético, fisiológico, bioquímico, ganadero, con el objetivo
final de producir semilla de cultivares comerciales adaptados a sus condiciones
mediterráneas y suelos ácidos y arenosos”.

Para su aplicación forrajera, el IMIDA realizó diversos ensayos de cultivos
en una finca experimental y seleccionó plantas con suficiente biomasa que fueran
apetecibles para el ganado. El objetivo, según Martínez, es “que pueda llegar a
cultivarse con mínimos costes por los agricultores murcianos y obtener el máximo
rendimiento de ella”.

En este sentido, apuntó que “además de su uso forrajero, puede servir para
proteger el suelo contra la erosión, restaurar zonas contaminadas por metales
pesados, así como para obtener compuestos de interés medicinal”.

APLICACIONES MEDICINALES

Según Mercedes Dabauza, investigadora del Equipo de Biotecnología del IMIDA,
las investigaciones para aplicación medicinal de esta planta se centran
especialmente en el estudio de las furanocumarinas, compuestos de gran valor
farmacéutico cada vez más demandados.

Los trabajos realizados durante cuatro años por la investigadora María Pazos
se han centrado en el desarrollo de herramientas biotecnológicas para conseguir
la sobre-producción de furanocumarinas a partir de esta especie. Además, el
IMIDA cuenta ya con clones de élite que sintetizan las furanocumarinas de mayor
interés: psoraleno y angelicina, con lo que su extracción resulta más fácil y
menos costosa.

El IMIDA colabora con el Instituto Canario de Investigaciones Agrarias, con
las universidades de Murcia y de Alicante, y también con el hospital Virgen de
la Arrixaca de Murcia, para comprobar si los compuestos naturales de Bituminaria
se comportan igual o mejor que las furanocumarinas de síntesis química que se
vienen utilizando en medicina.

Los ensayos realizados hasta ahora han dado buenos resultados. La sustitución
de las furanocumarinas de síntesis química por las de origen vegetal podría
abaratar los tratamientos médicos para enfermedades de la piel y algunos casos
de cáncer.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Translate »