Tribulus terrestris L.
Tribulus terrestris L.
Tribulus terrestris L.
Tribulus terrestris L.
Tribulus terrestris L.
Tribulus terrestris L.
Tribulus terrestris L.
Tribulus terrestris L.
Tribulus terrestris L.
Tribulus terrestris L.
Tribulus terrestris L.
Tribulus terrestris L.
Tribulus terrestris L.
Tribulus terrestris L.
Tribulus terrestris L.
Tribulus terrestris L.
Tribulus terrestris L.
Tribulus terrestris L.
Tribulus terrestris L.
Tribulus terrestris L.

Tribulus terrestris L.

Descripción

Tribulus terrestris L., Sp. Pl. 387 (1753)

 

Familia: Zygophyllaceae (Zigofilláceas).

Etimología del Género: Tribulus= del griego triblos, de tres puntas. Proviene de treis,tia=tres; y de blaoo=lanzar, tirar a tierre. Se refiere a los frutos espinosos y al carácter de la planta postrada en la tierra.

Etimología de la Especie: terrestris=del latín terrestris,-e, terrestre. Se aplica al ser una planta postrada sobre el suelo.

Sinónimo/Basiónimo:

Tribulus muricatus Stokes, Bot. Mat. Med. 2: 496 (1812), nom. illeg.
Tribulus terrestris subsp. terrestris L., Sp. Pl. 1: 387 (1753)
Tribulus terrestris var. terrestris L., Sp. Pl. 1: 387 (1753)
Tribulus orientalis A. Kern. in Ber. Naturwiss.-Med. Vereins Innsbruck 3: LXXI (1873), nom. nud.
Tribulus terrestris raza orientalis (A. Kern.) P. Graebn. in Asch. & Graebn., Syn. Mitteleur. Fl. 7(2): 231 (1914)
Tribulus terrestris subsp. orientalis (A. Kern.) Dostál, Klu Kviten? ?SR 921 (1954)
Tribulus terrestris var. albidus Friv. in Flora 18(21): 336 (1835)
Tribulus terrestris var. orientalis (A. Kern.) Strobl in Oesterr. Bot. Z. 36(3): 92 (1886)

Nombre Vulgar: Abrojo.

Porte: Hasta 80 cm.

Floración: 3-4-5-6-7-8-9-10-11

Hábitat: Suelos removidos, escombreras y bordes de caminos.

Distribución Mundial: Sur de Europa, Norte de África y Suroeste de Asia. Se encuentra naturalizado en todo el mundo.

Distribución por Provincias: Todas las provincias.

 

Hábito: Planta anual postrada que puede alcanzar una extensión de hasta 80 cm. Tallos ramificados, estriados cubiertos con tricomas simples adpresos al tallo o largos e hirsutos. El abrojo lo encontramos tendido sobre el suelo con sus flores amarillas siempre orientadas hacia el cielo. Los tricomas del tallo son claramente visibles. En los nudos se producen engrosamientos del tallo.

Hojas: Hojas opuestas con 5-8 pares de foliolos. Pedicelo corto apenas visible. Las hojas tiene gran variabilidad en su recubrimiento folioso y pueden encontrarse hojas glabrescentes, hirsutas, con tricomas cortos y adpresos a las hojas, o con tricomas largos e hirsutos. Los foliolos tienen la base asimétrica y son apiculados de color marrón. Las hojas tienen estípulas de pequeño tamaño, con forma lanceolada.

Flores: De actinomorfas, hermafroditas, pediceladas,  pedunculadas. De 10 mm de tamaño, solitarias y situadas en las axilas. 5 sépalos libres, lanceolados con tendencia a caerse. 5 pétalos libres, ovobados, de color amarillo intenso y de doble tamaño que los sépalos. 10 Estambres de unos 2 mm, no exertos y amarillentos.  En la base de los filamentos se encuentra un disco nectarífero de forma anular. Ovario con 5 carpelos, sentado y de forma piramidal. que puede ser glabrescente o hirsuto. Estigma subsésil, con 5 lóbulos y que es persistente en la fructificación. Cada uno de esos lóbulos formará el fruto característico del Tribulus terrestris.

Fruto: De tipo esquizocarpo con 5 mericarpos con 2-4 espinas rígidas cada uno de ellos que le otorgan esa extraña forma de estrella. Las espinas laterales son más largas que las centrales. Los mericarpos pueden ser glabros, pelosos o con tricomas que pueden variar de adpresos al mericarpo, a rígidos con quilla. Los mericarpos cuando maduran se separan entre ellos alejándose del eje que los une.

Semillas: En torno a 2 mm de largo, blanquecinas y lisas. Abandonan el fruto cuando éste se abre por su parte basal.

 

Sin lugar a dudas el abrojo no es una planta que pasa desapercibida para los viandantes. Sus llamativas flores amarillas que además son solitarias, fomenta su encuentro ya sea en el campo o en la contaminada ciudad donde lo podemos encontrar en cualquier descampado. Los increíbles frutos no son tan evidentes en un primer vistazo ya que su color verdoso se camufla con los foliolos que tiene alrededor. Además tienen tendencia a doblar sus pedicelos hacia la tierra, en contra de las flores que lo hacen en sentido contrario.

El abundante indumento tanto de las hojas como del tallo, e incluso de los frutos; procede de su origen de zonas con ambientes calurosos y desérticos, donde esa adaptación es de vital importancia.

Translate »